Consulta Gratis


La Naturopatía es una Ciencia de la salud, que nunca ha formado parte de la medicina, como especialidad. Es la disciplina que sistematiza los conocimientos científicos, tecnológicos y praxiológicos sobre la salud. El objetivo de la naturopatia, es eliminar las causas de la enfermedad, ofreciendo a cada individuo un régimen individual de tratamiento.

Tiene sus comienzos, cuando el hombre primitivo empezó a utilizar los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, fuego y agua en beneficio de su propia salud y de la salud de los que le rodeaban. Con el transcurso de los siglos estas técnicas primitivas han ido creciendo y desarrollándose.

Se dice que Hipócrates, conocido como el “Padre de la Medicina” fue el creador del primer sistema médico con doctrina filosófica naturista que jamás ha dejado de existir hasta nuestros días. Para él, la salud es el estado de armonía perfecto del organismo y el patrimonio más preciado que posee el ser humano.

Dentro de la literatura naturopática se leen frases de Hipócrates como “que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”, o principios como el de la “Vis natura Medicatrix” (Poder curativo de la naturaleza), o del Primum non noscere” (Lo primero es no hacer daño).

Por lo que tanto esta disciplina como la medicina natural han venido reconociendo a Hipócrates como padre de sus doctrinas y prácticas, quien sostenía que el médico no cura enfermedades sino que su rol debería ser el de intérprete y servidor de la Naturaleza.

En el año 1896, en Estados Unidos, un grupo de médicos decepcionados por los resultados de la medicina oficial, el progreso de la medicina química y el desprecio a los medios naturales, estableció un nuevo sistema de medicina llamada “Naturopatía” siendo sus principales fundadores los doctores Benedict Lust y Henry Lindhar.

La aplicación de este nuevo sistema se centraba en que para combatir las enfermedades había que valerse solo de los factores que ofrece la Naturaleza: aire, agua, masaje, reposo, plantas y dietas.

La naturaleza es un claro ejemplo de equilibrio y regularidad. Estas mismas cualidades son las que se requieren para conservar la Salud física y mental. La Naturopatía sostiene que no hay enfermedades sino enfermos, es decir, hay personas más predispuestas a padecer enfermedades que otras por poseer un sistema inmunitario más frágil, unos hábitos de vida menos saludables, viven en un ambiente más contaminado, se alimentan de forma poco natural, etc. por eso la naturopatía vela por la recuperación del bienestar y equilibrio de la persona.

Para nuestros antepasados, al igual que algunas tribus que aun viven aisladas en la selva, el vigor y la salud eran y son perfectos, al llevar una vida natural, con aire y sol, alimentación equilibrada, actividad y reposo correctamente ordenados.

El hombre moderno se ha vuelto sedentario y está perdiendo sus aptitudes naturales de movilidad. El abandono de las costumbres sanas y naturales y el caer en el tabaquismo, malos ambientes de respiración, mala alimentación y la drogadicción son factores que inciden en la mortandad de las personas.

Así la idea fundamental que esta nueva medicina tomó de la filosofía presocrática, que es la naturaleza ya que ella tiene armonía y produce armonía.

La Naturopatía está basada en el convencimiento de que el cuerpo posee un poder innato (fuerza vital) para curarse así mismo. Es el arte de curar mediante la fuerza curativa de la naturaleza. Hipócrates, ya en su tiempo, defendió la idea de que un simple sistema de curación, se apoyaba en una comida moderada y sana, un buen descanso y ejercicios.

Si el cuerpo está perturbado por una dieta inadecuada, falta de sueño, tensiones físicas o emocionales, contaminación ambiental o actitud mental negativa, se producirán toxinas que influyen, bloqueando al mecanismo de auto curación y la defensa, frente a virus y bacterias.

La Naturopatía se basa en el uso de fuentes naturales como alimentos, agua, plantas, etc. más que de drogas, para el tratamiento de las enfermedades. Las hierbas, vegetales sin fertilizantes artificiales y preparados sin conservantes o colorantes, el agua pura, la luz solar y el aire fresco, se usan para reforzar la capacidad del cuerpo de las sustancias “innaturales” que son la raíz de muchas enfermedades. Hoy la práctica de la Naturopatía utiliza la fitoterapia, la acupuntura, hidroterapia, el masaje, las flores de Bach y la nutrición.

Persigue conseguir el equilibrio perdido, para que sea el propio organismo el que recupere la salud, utilizando una visión global de la persona (cuerpo-mente). Usa remedios naturales compatibles con la medicina clásica, evitando tratamientos tóxicos o agresivos, potenciando la tendencia curativa del propio organismo. Carece de efectos secundarios y es compatible con cualquier tratamiento médico, beneficiando a cualquier persona, incluso personas mayores, embarazadas y bebés.

Por lo tanto se la podría definir como una filosofía de vida, una manera diferente de vivir la vida en la que el enfermo es consciente de su propia responsabilidad frente a su salud y toma las medidas de su destino.

20% Dscto